martes, 29 de marzo de 2011

“Presentación del mundo a través de la mamá”

Cuando un bebé nace necesita adaptarse a un mundo nuevo que deberá conocer, explorar y comprender.
A través de sus capacidades perceptivas va a formar la noción de ese mundo pero aún es incapaz a nivel motriz.
El niño se abre camino en esos intentos de explorarlo y son la base de la futura actividad de juego.

Al comienzo y a lo largo del primer año de vida su interés se reduce casi exclusivamente a su madre. Reconoce su voz, su olor y su ritmo cardíaco ya que compartió con ella “casa y comida”.
La vista le sirve para seguir un objeto y distinguir luces y sombras. También desarrolla el gusto y comienza a percibir sabores.

El contacto “cuerpo a cuerpo” con su mamá facilitarán su buen desarrollo, de lo contrario pueden aparecer trastornos en el contacto con la realidad y lo predispone a enfermedades en la piel.
Entre el 3º y 4º mes se producen cambios fundamentales, ama o rechaza a su madre, se siente amado o rechazado por ella.
Alrededor de los 4 meses comienza la actividad lúdica. Puede llevarse objetos a su boca y dejarlos, a voluntad.
El trozo de sábana que lleva a su boca y se esconde tras él representa a la mamá. Este juego de las “escondidas” le sirve al bebé para elaborar la angustia de separación. Cada vez que desaparece tras la sábana y vuelve a aparecer. Lo mismo representa el juego de abrir y cerrar sus ojos, tiene el mundo o lo pierde.
Este, como otros juegos y objetos o juguetes significativos para él nos revelan la importancia fundamental del rol materno en el desarrollo sano y amoroso del vínculo madre-hijo base de una buena constitución psíquica futura.
Este texto fue escrito por la Lic.Patricia Gonzalez psicóloga del Hospital de Niños "Pedro de Elizalde" (ex Casa Cuna) una amiga "floral" y "mandalica" compañera de un camino muy lindo. GRACIAS PATRY por tu apoyo.

1 comentario: