sábado, 14 de mayo de 2011

"La historia de la CIGUEÑA"

Ante el cuento de que los bebés son traídos por una cigüeña y que esta además viene de París, podemos asegurar que en realidad todo este mito ha venido efectivamente de Francia, pero de otra región menos conocida por el mundo, pero no por ello deslucida por sus aportaciones, Alsacia. (situada al este del país, en la frontera con Alemania y Suiza).
Alsacia es una región principalmente dedicada a la producción del vino blanco, y la cigüeña es uno de los símbolos que identifican a la región.
"Se dice que es una fábula que procede de Europa central inspirada en el afán que pone la cigüeña en cuidar a sus crías. Parece que esta  ave se desvive por su familia, es monógama y prepara el nido durante años con gran dedicación.
El amor maternal de estas aves ya impresionaba a los romanos, que las consideraban pájaros sagrados. A su cuidado estaban la protección de la mujer, el matrimonio, el alumbramiento y los recién nacidos.
¿Y por qué de París? La leyenda se extendió gracias a una pareja de cigüeñas que anidaba en el techo de una casa que, en vez de emigrar a África, como todas, lo hacían a una región cercana a París. El día que las cigüeñas volvieron, la joven pareja que vivía en esa casa tuvo un bebé y se transmitió la noticia de que lo habían traído las cigüeñas desde París colgando del pico como si fuera una pizza express.
Otra teoría es  que la leyenda surgió en Escandinavia hace mucho tiempo y fue redescubierta y difundida en el siglo XIX en los cuentos del escritor dinamarqués Hans Christian Andersen. Cuando llegaba un hermano, los padres les decían a los hijos mayores que la cigüeña había traído al bebé y que había picado las piernas de la mamá. De esa forma quedaba explicada la aparición del bebé y el reposo de la madre.
Y la ultima también data de la época medieval en donde coincida la llegada de las cigüeñas al inicio de la  primavera con el aumento de los nacimientos en la región. (Sigue coincidiendo en la actualidad ).

No hay comentarios:

Publicar un comentario