martes, 27 de diciembre de 2011

"BEBAPHOTOGRAPHY"


En la semilla está el árbol y que esa semilla sólo necesita un suelo fértil, riego y paciencia.

En ella está todo lo que el árbol será si cumple su ciclo evolutivo.

 Los árboles que son los hijos necesitan no ser desvirtuados, ser atendidos, necesitan tutoría para crecer. Ni ser dejados al azar para que los destruya la primera tormenta, ni ser podados al punto de que la poda sea una mutilación. Como jardineros, los padres somos  responsables de atender el desarrollo de la semilla que elegimos plantar y esa responsabilidad entraña estar presentes y activos en las sequías, en las granizadas, en las lluvias, bajo el sol inclemente y bajo el sol cálido y nutricio, en las cuatro estaciones, hasta que el fruto alcance su forma.
“podréis albergar sus cuerpos, pero no sus almas/ porque sus almas moran en la casa del mañana, que no/ podéis visitar ni siquiera en sueños./ Podréis, si mucho, pareceros a ellos; mas no tratéis/ de hacerlos semejantes a vosotros./ Porque la vida no retrocede ni se estanca en el ayer./ Sois los arcos para que vuestros hijos, flechas vivientes/ se lancen al espacio
Gibran Jalil Gibran

1 comentario: