martes, 13 de enero de 2015

¿Cuáles son los reales avances en el cuidado perinatal?


Posiblemente ninguna otra área de la Medicina en el mundo ha desarrollado un incremento tan dramático en la mejoría de la mortalidad y morbilidad como el área perinatal- pediátrica, en los últimos años.
Un encuadre agresivo en el cuidado obstétrico y neonatal de la mujer embarazada y su niño, nos ha conducido a un incremento en la sobrevida.
No obstante, nosotros en Latinoamérica, estamos aún lejos de una aceptable situación. Las diferencias en el cuidado de la salud entre países y dentro del mismo país, son muy grandes.
Muchas áreas sufren la ausencia de cuidado perinatal calificado a nivel primario. Este cuadro se inserta en una pobre situación socioeconómica, no obstante toda la región ha hecho grandes esfuerzos.
Hay un gran dilema que debemos enfrentar: distinguir entre reales avances con efectos prolongados, y solamente innovaciones. Ello no parece estar claro para todos.
Debemos enfrentar un gran desafío, la era de la reflexión. Los reales avances, deben ser seriamente considerados y deben ser aquellas acciones que realmente beneficien a los niños sin diferencias de donde nazcan, ya sea en áreas pobres o ricas, y que realmente tengan efectos prolongados en el tiempo, esto significa que debemos profundamente juzgar qué hemos hecho y qué debemos hacer.
El progreso en el cuidado perinatal no debe sólo ser referido al progreso tecnológico, sino que también debe ser cuidadosamente considerada una adecuada organización de los recursos disponibles, y fundamentalmente la adecuada transmisión del conocimiento de la ciencia y de los reales avances a los padres, ¡educación con lógica!.
La atención de alta calidad deberá producir no sólo niños rodeados por un sofisticado sistema de soporte a la vida (tecnología), sino que al mismo tiempo debe ser acompañado con calidez, sensibilidad y protección. Lograr altos niveles tecnológicos y alta sensibilidad (high tech and high touch), es la verdadera respuesta.
La sobrevida es la meta fundamental, no obstante, sobrevida sin discapacidad, pobre crecimiento, morbilidad psicológica, dificultades sociales y enfermedades cardiovasculares en la vida adulta, son algunos de los importantes problemas a considerar también.
El mejor conocimiento del rol de la experiencia sensorial temprana y de las influencias ambientales, conducen a un nuevo objetivo en el cuidado de la Pediatría perinatal, sobrevida de bebés no sólo sin discapacidad, sino con preservación de su total potencial.
Debemos focalizar la atención en el rol del stress crónico, y la sobreestimulación o carencia de la misma experimentada en etapas precoces del desarrollo.
Las más importantes intervenciones para incrementar los resultados, deben ser aquellas que no sólo tienen efectos directos, sino que continúan ejerciendo sus efectos después del alta de la maternidad y a través de toda la infancia. Estimular la interacción madre-hijo es un claro ejemplo de las mismas.
En los últimos años, los hallazgos acerca de los recién nacidos, son tan increíbles, que todo un nuevo paradigma es necesario para describir en forma precisa su capacidad de expresión, receptividad y habilidad para aprender de la experiencia.
La ciencia ha hecho grandes descubrimientos acerca de la vida física, emocional y mental del niño. Los hallazgos son tan sorprendentes, que la mayor parte de lo que previamente creíamos acerca de los bebes, es ahora obsoleta y un entero nuevo paradigma debe ser formulado.
Escuchar, ver, degustar, oler y tocar, son sentidos absolutamente integrados y no aislados; y la cognición puede ser apreciada muy temprano en el desarrollo infantil.
La pregunta es: ¿cómo crece y se desarrolla la mente de un niño?
Los grandes avances en tecnología y aquellos investigadores que han aprendido a utilizar la conducta infantil como, moverse, succionar, deglutir, mirar, escuchar, son los pilares para construir los puentes de la comunicación con los niños.
No debemos desestimar la sensibilidad del bebé como persona y como paciente, y la habilidad del bebé de aprender, ser moldeado y herido por experiencias pre y perinatales. Debemos transmitir los nuevos conocimientos a los padres. ¿Hay períodos críticos para los niños, de ser expuestos a estímulos sensoriales o sociales particulares? ¿El crecimiento y desarrollo cerebral puede ser severamente alterado en estas circunstancias?
El concepto de proponer al niño como un pasivo observador de su ambiente ha cambiado por el hecho de que los niños parecen realizar un activo aprendizaje de su ambiente.
El conceptro de Programming ha influenciado mi comprensión de cómo experiencias precoces pueden tener un impacto en el futuro bienestar del ser humano. Programming como yo comprendo, ha sido definido como el proceso por el cual un estímulo aplicado en un período crítico o sensible, produce efectos duraderos, en estructuras o funciones. El cuerpo y la mente están involucrados.
Nosotros ahora sabemos que el Programming en la vida temprana puede permanentemente afectar la presión arterial, la tolerancia a la glucosa, el riesgo de hiperlipidemia y de enfermedades coronarias, pero también la forma de pensar, cuidar y amar.
La hipótesis que liga las experiencias pre y perinatales con enfermedades posteriores, involucra y relaciona el Programming del eje hipotalámico, que persistirán en la vida adulta.
Hay persuasivas evidencias de que no sólo el stress crónico daña, sino que también el stress experimentado precozmente en el desarrollo, puede programar el eje hipotalámico por vida.
Evidentemente, la vida en sus primeras etapas es crucial en el desarrollo de una persona.
De acuerdo a nuevos conceptos, en una edad muy joven el cerebro está creciendo, desarrollándose y con una apertura muy especial a la estimulación tactil, olfatoria y auditiva. Esta combinación estimula la manera en que la gente interactúa con los niños, y el ambiente en el cual los niños viven. Todo influencia la sobrevida, conductas y desarrollo intelectual.
Creo que debemos hacer el trabajo crucial de traducir a los padres la teoría y la investigación al terreno de la vida real. Cuando uno vive en un país en desarrollo, debemos reconocer que los recursos tecnológicos son limitados, por ello es tan importante para nosotros hacer que nuestra gente reconozca y redescubra el poder del factor humano y su sensibilidad, porque éste es afortunadamente un recurso ilimitado, y si lo sabemos buscar, siempre lo encontraremos. Los mejores agentes de medicina preventiva son los padres, creo que debemos estar realmente muy cerca de ellos, trabajar realmente juntos, traducirles importantes informaciones, proteger su cultura y sus valores.


El desafío es convencer a los profesionales a utilizar esta clase de herramienta con la misma convicción con que usan la tecnología, para realmente lograr el equilibrio entre "high tech and high touch".
Cuando a veces me he deprimido al encontrar tanta gente que sólo considera importante apoyar el progreso tecnológico, este viejo proverbio chino que representa a todas aquellas madres que he tenido el privilegio de encontrar en mi vida, me da fuerzas nuevamente, y los reales avances me parecen mucho más claros.
Muchas pequeñas cosas

Hechas por muchas pequeñas personas,

En muchos pequeños lugares,

Podrán cambiar la faz de la Tierra
Manuscrito Dr. Martínez
Manuscrito correspondiente a la Conferencia dictada por invitación en el Simposio Internacional del Congreso Anual de la Academia Americana de Pediatría - Boston - Octubre 2002

No hay comentarios:

Publicar un comentario